LLAMADOS AL EVANGELIO DE HOY DÍA

LLAMADOS AL EVANGELIO DE HOY DÍA

 ¿ Para que estoy aquí en la tierra ? 

Para anunciar el evangelio de Dios

1  pedro 2:9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 

Para ser la luz del mundo, En medio de la oscuridad resplandecer 

Mateo 5: 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

Para levantarnos y resplandecer y  las naciones andarán  En la luz atreves de nosotros

 Isaías 60: 1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. 2 Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria.

3 Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento.
4 Alza tus ojos alrededor y mira, todos éstos se han juntado, vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos.

Para ser liberadores y libradores

Proverbios 24; 11  Libra a los que son llevados a la muerte;  Salva a los que están en peligro de muerte.

Para proclamar el  evangelio con poder  para que se conviertan a Cristo

 Hechos. 26; 18  15 Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues.  16 Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti,  17 librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío,
18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

Para ser unos Vigilantes de Nuestro Alrededor

Ezequiel 3:17 17 Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, tú la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte.

Dios nos demandara la sangre de nuestro hermano por la causa de que no hemos hablado de la salvación o cisque cayere en el pecado cuando nosotros viendo no lo corregimos.

En caso de que hablemos o anunciemos del evangelios somos librados de su sangre

Ezequiel 33: 6 Pero si el atalaya viere venir la espada y no tocare la trompeta, y el pueblo no se apercibiere, y viniendo la espada, hiriere de él a alguno, éste fue tomado por causa de su pecado, pero demandaré su sangre de mano del atalaya.

 Para profetizar vida a los muertos

 Ezequiel 37: 9 Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán.
10 Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *