Relación de la Policía Nacional y la Víctima

Relación de la Policía Nacional y la Víctima

Relación de la Policía Nacional y la Víctima

Relación de la Policía Nacional y la Víctima.-  El Art. 293 del Código de Procedimiento Penal establece que “Los funcionarios y agentes de la policía que tengan noticia fehaciente de la comisión de un delito de acción pública informarán, dentro de las ocho horas de su primera intervención a la Fiscalía. Bajo la dirección del fiscal encargado de la investigación, asimismo practicará las diligencias preliminares para reunir o asegurar los elementos de convicción y evitar la fuga u ocultamiento de los sospechosos.”

Relación de la Policía Nacional y la Víctima

La Policía  Nacional, con respecto a la víctima está en la obligación de brindarle auxilio,  para lo cual deben proceder a proteger la salud e integridad física para lo cual debe preservar a la víctima protegiéndola, brindándole información y llevándola a centros donde puedan otorgarle una atención inmediata. Sin embargo, es necesario manifestar que pocas veces se protege o presta atención debida a la víctima, Relación de la Policía Nacional y la Víctima.

Los miembros de la Policía Nacional, cuando cumplan funciones de policía judicial, en el marco de las disposiciones establecidas en  el  Código de procedimiento penal, tendrán las siguientes facultades:

También puedes leer La Víctima en la Corte Penal Internacional

1) Recibir las denuncias levantando acta de las verbales, así como las declaraciones de los denunciantes;

2) Recibir declaraciones de quienes hayan presenciado la comisión de los hechos e identificarlos;

3) Practicar las diligencias orientadas a la individualización de los presuntos autores y partícipes del delito;

4) Recabar los datos que sirvan para la identificación del imputado;

5) Aprehender a los presuntos autores y partícipes del delito;

6) Practicar el registro de personas, objetos y lugares;

7) Prestar el auxilio que requieran las víctimas y proteger a los testigos;

8) Vigilar y proteger el lugar de los hechos a fin de que no sean borrados los vestigios y huellas del delito;

9) Levantar planos, tomar fotografías y realizar grabaciones en vídeo;

10) Recoger y conservar los objetos e instrumentos relacionados con el delito;

11) Secuestrar, con autorización del fiscal, documentos, libros contables, fotografías y todo elemento material que pueda servir a la investigación; y,

12) Custodiar, bajo inventario, los objetos secuestrados.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *